Antonio Guevara: «Como Universidad nuestra RSE es un compromiso institucional que llevará al desarrollo de un turismo sostenible.»

Antonio Guevara, Decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga, ha participado en la creación de este Libro Blanco por un turismo responsable y sostenible, representando a la insititución docente comprometida con la formación en la Responsabilidad Social Empresarial en su modelo educativo. Desde su experiencia, Guevara contribuye a la creación de un turismo más ético a través de la formación de futuros profesionales en el sector, concibiendo la RSE como un compromiso con la sociedad.Antonio-Guevara_

 

 

Las universidades son responsables de la formación, de la investigación y de la transferencia de conocimiento y tecnología. Según nuestro punto de vista, las universidades deben tener una conciencia social y contribuir a solucionar los problemas que afectan a la colectividad.

 

¿Qué entienden por estrategias de RSE aplicadas al turismo? ¿Cómo diferenciar las que realmente aportan algo de las que solo son fachada?

Entendemos que la RSE aplicada al turismo es el cumplimiento de responsabilidades: económicas, legales, éticas y sociales de todos y cada uno de los entes corporativos del sector. Entre sus principios hemos de destacar: maximizar la contribución al desarrollo sostenible, rendición de cuentas, transparencia, comportamiento ético, respetar los intereses de los stakeholders, la Ley, las normas internacionales de comportamiento y los derechos humanos.

Las organizaciones deben ser responsables ante la sociedad, y por tanto, deben respetar las normas éticas que ésta establece, las cuales han de estar reflejadas en su visión y misión del negocio, para ser trasladadas a sus objetivos y estrategias de acción. Las corporaciones turísticas que utilizan la RSE como mera campaña de marketing no cumplen con lo que entendemos por RSE.

¿De qué manera puede una universidad o centro de estudios como el suyo impulsar estas iniciativas?

 Las universidades o los centros de estudios generan impactos en su entorno al realizar sus actividades, entre los que destacan los organizacionales, los educativos, los cognitivos y los sociales.

El papel que desempeña la Universidad en la sociedad supera a las clásicas funciones asignadas a la misma de formación, investigación y transferencia de conocimiento y tecnología. Ésta asume un compromiso, serio y constante, con la sociedad. Además, facilita el retorno del conocimiento a la sociedad, pues formamos a los futuros profesionales del sector.

En el ámbito de la educación superior, donde las universidades son agentes fundamentales, la RSE contribuye a alcanzar un conjunto de objetivos de indudable importancia para la sociedad:

  • Asume el liderazgo social en materia de creación de conocimientos que permite afrontar retos mundiales, entre los que figuran la seguridad alimentaria, el cambio climático, las energías renovables, etc.
  • En el desempeño de sus funciones primordiales (investigación, enseñanza y servicio a la comunidad) se centra en los aspectos interdisciplinarios y promueve el pensamiento crítico, contribuyendo así al desarrollo sostenible y al bienestar general.
  • Prepara adecuadamente a los futuros profesionales, proporcionándoles las competencias necesarias para acceder al mercado de trabajo y los principios éticos que responden a las necesidades sociales.

En esta línea, la Facultad de Turismo funciona en un entorno cada vez más globalizado marcado por una creciente competencia para atraer a los más cualificados y por la aparición de nuevas necesidades, a las que estamos obligados a responder. Al promover este compromiso con la sociedad, las actividades que realizamos están enfocadas a contribuir al desarrollo regional y a la cohesión social en la medida que, desde nuestro análisis del contexto y la relación fluida con los grupos sociales, respondemos a la promoción y calidad de vida del entorno del que formamos parte. Esta transformación la llevamos a cabo, tanto cualitativa como cuantitativamente, con los escasos recursos que poseemos, desde un enfoque de mejora continua, en el marco de un ejercicio responsable de nuestros actos y del respeto a la ética, dentro de una perspectiva de compromiso institucional, es decir, estos conceptos los incorporamos, de forma transversal, a todas las actividades realizadas, a nuestra gestión interna y a nuestra proyección exterior.

¿Qué acciones han desarrollado en el último año o cuáles destacarían?

Como Centro somos conscientes de que nuestra RSE es un compromiso institucional y personal que llevará al desarrollo de un turismo sostenible y al aumento del bienestar de la sociedad. De ahí que nuestro compromiso esté orientado a satisfacer las necesidades y expectativas de la misma.

La Universidad de Málaga firmó el 19 de julio en 2006 un compromiso de adhesión con el Pacto Mundial de Naciones Unidas, pasando a formar parte de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

También hemos de citar entre nuestros proyectos, el potenciar la actividad en todo lo relativo al cumplimiento de los Principios para la Educación Responsable en Gestión. A esta plataforma del Pacto Mundial, nos adherimos en 2011, con el objetivo de establecer un proceso de mejora continua con el fin de desarrollar una nueva generación de líderes empresariales capaces de gestionar los complejos desafíos de las empresas y la sociedad en el s. XXI.

Además trabajamos para favorecer el continuo incremento de iniciativas de RSE de nuestra Institución. Por ejemplo, las jornadas organizadas en conmemoración del Día Universal de la Infancia en las que colaboramos con UNICEF, las jornadas de turismo sostenible, el taller de turismo sostenible y el comercio responsable o el haber recibido la Medalla de Oro de la Cruz Roja por la labor social y por las actividades que desarrolla la Universidad de Málaga en los campos de integración de personas con capacidades diferentes, promoción del voluntariado, sostenibilidad, responsabilidad social y vocación de servicio a la sociedad.

A nivel docente, la RSE la trabajamos como una competencia transversal, por lo que no nos limitamos a desarrollar el concepto y sus ventajas a nivel teórico, sino que lo planteamos como algo dinámico. Nosotros tratamos de ir más allá de la cuenta de resultados e integramos la RSE en la estrategia de la empresa para darle un enfoque de largo plazo. Nuestro objetivo es transmitir ese valor y la mejor forma de hacerlo es el ejemplo. Pretendemos cambiar conductas y concienciar a la comunidad y al alumnado, por la proyección que supone.

¿Qué formación tienen o deberían tener los profesionales del turismo para poder diseñar o aplicar estas estrategias? ¿Realmente sabemos cómo hacerlo? ¿Qué está haciendo el sector educativo o de formación para ello?

Todas las empresas deben poder estar en condiciones de competir adecuadamente para alcanzar sus objetivos estratégicos y para ello, deben estar dotadas o deben poseer una serie de características organizativas, tecnológicas y personales, que les diferencien del resto de competidores:

  • Las competencias organizativas hacen referencia a aquellas características que posee tanto la estructura como los procesos organizativos diseñados por una empresa que facilitan la implantación de sus estrategias, potenciándolas y no limitándolas.
  • Las competencias tecnológicas son aquellas capacidades que posee una empresa para realizar los procesos de transformación de sus productos o de oferta de sus servicios en las mejores condiciones técnicas posibles.
  • Las competencias personales son todas las características –actitudes, aptitudes, habilidades, conocimientos, experiencia, etc.-, que poseen las personas que trabajan en una empresa que le permite a esta alcanzar su misión.

Cuando se nos pregunta ¿Qué está haciendo el sector educativo o de formación para contribuir a la formación en competencias en RSE? En nuestro caso tenemos que decir que, las universidades son responsables de la formación, de la investigación y de la transferencia de conocimiento y tecnología. Ahora bien, según nuestro punto de vista, las universidades deben tener una conciencia social y contribuir con la sociedad a solucionar los problemas que afectan a la colectividad, generando nuevas ideas y recursos que se puedan aplicar en su beneficio, es decir, responde a la relación existente entre el trabajo realizado por las mismas y lo que la sociedad espera de ellas.

¿Qué podríamos aprender de otros países o ciudades?

Creo que es interesante reflexionar y aplicar las directrices de la Comisión Europea sobre las bases de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), las cuales se detallan, por primera vez, en la publicación del Libro Verde “Fomentar un marco Europeo para la Responsabilidad Social de las Empresas” (2001)

A lo largo de todo el libro se dan pautas sobre aspectos relacionados con la responsabilidad social, tanto con la dimensión interna como externa de la empresa. También aborda la integración de la gestión de la responsabilidad social en la estrategia organizacional, la elaboración de informes de sostenibilidad, el etiquetado de productos y servicios, la calidad en el trabajo y la inversión socialmente responsable.

¿Cómo se podrían desarrollar estrategias integrales de RSE?

El tema de RSE a nivel internacional y nacional cada día cobra mayor interés entre las empresas del sector debido a la conciencia y necesidad de mantener un comportamiento socialmente responsable que permita contribuir al Desarrollo Sostenible.

La Norma ISO 26000:2010 hace énfasis en que el impacto de una organización con la sociedad y con el medio ambiente será una parte crítica al medir su desempeño integral y su habilidad para operar de manera eficaz. Pero esta norma proporciona orientación sobre los principios y materias fundamentales de responsabilidad social que ayudan a integrar un comportamiento socialmente responsable en cualquier organización del sector privado, público y sin fines de lucro, independientemente si son grandes, medianas o pequeñas y operan en países desarrollados o en países en desarrollo, pero no es certificable.

Por ello, consideramos que la integración y homogeneización de la estructura de esta norma a las ISO 9001 e ISO 14001 favorecería el desarrollo e implementación en las empresas del sector.

Descarga (aquí) nuestro Libro Blanco para conocer más sobre la aportación de Antonio Guevara y los demás expertos que han colaborado en este proyecto de investigación por un turismo responsable y sostenible.

Recent Posts